La Educación

Millones de niños en el mundo no asisten a la escuela y muchos de los niños que han asistido alguna vez no llegan a terminar la escuela primaria. En un entorno de pobreza, las consecuencias de no recibir educación solo auguran más vulnerabilidad y pobreza. Uno de nuestros objetivos en el programa de voluntariado 2012 fue concienciar a los padres de que, pese a sus indudables dificultades económicas que a veces no les permiten si quiera tener un plato de comida al día para alimentar a toda la familia, escolarizar a sus niños tiene que ser una prioridad. La educación es un factor de protección contra la delincuencia, la prostitución, la contracción de enfermedades, los embarazos no deseados,...y a la vez incrementa las posibilidades de que estos niños tengan una mejor calidad de vida en un futuro. Pequeños cambios producen grandes resultados, así que sigamos trabajando para que estos pequeños no dejen de sonreír y tener ilusiones.